Una declaración de amor: la romanza de Minné

La Cuarta Sinfonía fue escrita por Beethoven con 36 años, en la época del florecimiento de su talento. No es muy conocida (se conoce bien la Tercera, la Quinta, la Sexta, la Séptima y la Novena). Pero en comparación con la Tercera, esta es más profunda e igual de heroica.

El rey Carlos XIV, Juan de Suecia, del linaje desposín de los Bernadottes, fue un oficial genial del ejército de Napoleón. No perdió ninguna batalla, por lo que en 1804 mereció el rango de mariscal. Posteriormente se desencantó y rechazó el rango dado por Napoleón, por ser este último un usurpador: no conocía el amor, no valoró las vidas humanas. Bernadotte fue elegido como heredero del trono sueco y fue adoptado por Carlos XIII, ocupando su lugar después de la muerte del padrastro.

La crónica musical de Minné


En la Biblioteca Mística no hay más que las escrituras divinas. De todas formas en los cielos existe solo un autor y solo un compositor que es Minné.
     Es la crucecita dorada que está dictando: dicta sobre la Sabiduría, que no aparta su mirada del amor y de la bondad inenarrable en una pureza superante que concede paz, gran y larga paciencia, armonía y hermosura que nos traslada a la vida eterna.
     En realidad la Sabiduría está dictando la crónica de Minné. En la Biblioteca Mística hay millones de volúmenes y todos hasta el último tratan de un solo tema: Minné. Lo demás no se tiene en cuenta. 
     Por ejemplo la crónica de la humanidad: se realiza un contraste entre las fuerzas  militantes del amor celestial y el mal atroz. Por ejemplo las civilizaciones solares o las dimensiones solares en contra de las lunares. Como siempre, en la luz de la esfera del Sol de los soles de Minné en el cénit y después el ocaso entre toda esta oscuridad. 

Mozart para mí es una maravilla     
     Es poseedor de una gran sala blanca mística en la gran Biblioteca Mística, por eso, no es posible salir de ella. Es decir, toda la Biblioteca Mística se puede leer sin salir de esta sala blanca. Mozart nos hace posible leer estos infolios maravillosos mediante la música. Pero luego, al impregnarnos con estas armonías acústicas y beatitudes armoniosas,  dice ¡bienvenidos, bienvenidos, los mismos textos leeréis en los textos verbales! P. Juan hace lo mismo. Él tiene su música en la sala blanca y los mismos pergaminos de Minné. 
     Luego estamos tocando tanta música, intentando introducir varios conceptos pero nada trabaja, nada funciona, la inspiración y el vuelo, la escalera de ascensión era el descubrimiento de esta sala blanca, el toque de las beatitudes están vinculadas solo a la esfera de elevación, a la esfera de Minné ¡una romanza interminable!
     Y en las horas más trágicas, Mozart, nos hace ver como el cetro de Minné sigue venciendo la oscuridad de la muerte producida por el remodelado adaptacional como la quimera de las quimeras es importantísimo, por eso Mozart es el filósofo superante. 
     Tratad de encontrar en los libros de Aristóteles el tratado de que existe una fuerza que vence la muerte. Él puede tratar las fuerzas solo a nivel del intelecto o de la energía, pero no es más que algo empírico terrenal y material. 

¡Esto es Minné!
     Pero hay que estudiar Minné. A propósito, ¡mirad cuántas huellas hay en los idiomas rusos, europeos y occidentales!, por ejemplo: minnestreles, o minueto, esta palabra italiana, minueto=eto e minné=¡esto es Minné!

¡nuevo! EL PIANO COMO ORFEÓN: APUNTES PARA LA REVOLUCIÓN DEL PIANO

Pedir AQUÍ
Estoy muy alegre de que este libro haya salido a la luz y se haya convertido en patrimonio de tantos. ¡Cuántos libros sobre música y músicos se han publicado ya!, pero ninguno puede ser comparado a este.

  Pasa el tiempo, cambian los estilos musicales según las particularidades de los compositores..., pero siempre permanece la aspiración más importante hacia el ideal: la divinidad. El ser humano necesita la música de personas altamente iniciadas: los portadores de las esferas. Solo la música de los portadores de las esferas ayudará a la humanidad a liberarse del precipicio en el que cayó, y entusiasmarse con las alturas inauditas de otro mundo, repleto de armonías celestiales..

     La mayoría de la gente mira la vida como el interés de un capital depositado: 'si yo rezo, hallaré la vida eterna'. Es una especulación meramente pragmática. SE PUEDE ENTRAR EN LA VIDA ETERNA SOLO POR LA PUERTA DEL AMOR. Para despertar a las almas son necesarios los candiles, los ungidos, aquellos profetas musicales que ayudarán a la humanidad a purificarse de sus quimeras mentales, para que el corazón empiece a sonar como una lira.

     La labor de Juan de San Grial se puede llamar la Revelación del Amor. El amor es un gran propulsor hacia lo sublime y la música es una clave maravillosa para educar el amor espiritual. La música de lo grandes autores penetra profundamente en el alma y genera allí un espectro entero de vibraciones cordiales.

   El libro 'El Piano como Orfeón' tiene un significado colosal. Estoy agradecido al autor porque trae a la humanidad la luz de la ilustración de este gran amor. ¡Deseo al padre Juan la concepción de las esferas divinas más altas, un potencial creativo inagotable y diálogos amistosos siempre más cercanos!


Mijaíl B. Stepanenko.
Compositor, pianista, historiador del arte y teórico de la música, 
Presidente de la Unión Nacional de Compositores de Ucrania (1989-2005),
Titular de la cátedra de piano profesional del Conservatorio Tchaikovskiy de Kiev.